Category Archives: Neurociencia

Estados alterados de consciencia: lo que la fMRI está revelando

Alba Martínez López y Juan Lupiáñez Castillo
Centro de Investigación Mente, Cerebro y Comportamiento, Universidad de Granada, España

(cc) Derrick Tyson.

(cc) Derrick Tyson.

El diagnóstico diferencial de los estados alterados de consciencia (coma, estados vegetativos y estados de mínima consciencia) es complicado y puede provocar numerosas confusiones. Las técnicas de neuroimagen actuales están aportando información novedosa no sólo en el diagnóstico, sino también en ámbitos conceptuales y de rehabilitación. Revisamos aquí un estudio reciente que utiliza resonancia magnética funcional (fMRI) para mostrar que el nivel de consciencia real de un paciente puede ser diferente al que indica una técnica comportamental clásica. Asimismo, se abren nuevas vías a la hora de poder establecer algún tipo de comunicación de estas personas con el medio exterior.

Leer más →

Alteraciones de la conciencia tras el daño cerebral adquirido: Una revisión sobre la anosognosia

Itsaso Colás Blanco (a), Mónica Triviño Mosquera (b) y Ana B. Chica Martínez (a)
(a) Dept. de Psicología Experimental y Centro de Investigación Mente, Cerebro y Comportamiento, Universidad de Granada, España
(b) Hospital Universitario San Rafael, OH San Juan de Dios, Granada, España

(cc) Itsaso Colás.

(cc) Itsaso Colás.

Después de una lesión cerebral, los pacientes pueden experimentar una gran variedad de secuelas, ya sean físicas, cognitivas o emocionales. La rehabilitación neuropsicológica se encarga de proporcionar herramientas que permitan a los afectados recuperar o compensar las capacidades perdidas. Pero, ¿qué ocurre cuando la lesión impide precisamente que el paciente sea consciente de sus déficits? En el presente artículo realizamos una revisión sobre la anosognosia, destacando sus implicaciones en la rehabilitación y sus posibles mecanismos neurales.

Leer más →

¿Es realmente arbitraria la relación entre las palabras y sus significados?

José Antonio Villén Raya, Francisco José Pérez Díaz y Ana Cristina Martín Jiménez
Facultad de Psicología, Universidad de Sevilla, España

(cc) Gerard Girbes Berges.

(cc) Gerard Girbes Berges.

Desde Saussure, el lenguaje ha sido caracterizado como un sistema arbitrario en el que no existe ningún tipo de relación entre el significante y el significado, más allá de la que se genera por convención social. Los estudios más recientes no apoyan esta hipótesis por completo, sugiriendo que el cerebro humano es capaz de establecer relaciones entre sonidos y formas en función de las características de ambos. Esta capacidad de relacionar los sonidos y las formas está programada en nuestro cerebro desde que nacemos y posiblemente juega un papel importante en la adquisición del lenguaje.

Leer más →

Negociación social: cómo nuestro cerebro se anticipa a las decisiones de otras personas

Pablo Billeke
Centro de Investigación en Complejidad Social (CICS), Universidad del Desarrollo, Chile

(cc) Ben Grey.

(cc) Ben Grey.

Durante nuestro desarrollo nuestras conductas y cerebros se moldean para participar en complejas formas de interacción social. Por ejemplo, al enfrentarnos a una negociación resulta clave poder anticiparnos a las posibles decisiones de las otras personas a fin de llegar a un acuerdo. Investigaciones recientes han demostrado que la actividad oscilatoria cerebral está relacionada con esta expectativa que nos formamos sobre la conducta de los otros. Esta actividad cerebral guía nuestras futuras decisiones y se muestra alterada en pacientes con esquizofrenia. Los hallazgos de estas investigaciones pueden aplicarse para elaborar terapias de rehabilitación de habilidades sociales en enfermedades neuropsiquiátricas.

Leer más →

¿Tenemos un cerebro preparado para realizar predicciones? Evidencia desde una tarea de detección

Javier Ortiz-Tudela y Juan Lupiáñez
Centro de Investigación Mente, Cerebro y Comportamiento, Universidad de Granada, España

(dp) Horatio Henry Couldery,

(dp) Horatio Henry Couldery, “The unexpected guest”, 1874.

Si pensamos en la función cerebral como fundamentalmente predictora del ambiente, nuestro sistema cognitivo debería contar con herramientas que le permitieran 1) establecer esas predicciones y reaccionar de acuerdo con ellas, y 2) detectar cuándo esas predicciones no se cumplen para disparar un mecanismo que lleve a adquirir nueva información para minimizar el error en las futuras predicciones. No obstante, aislar en el laboratorio estos dos tipos de procesos es bastante complicado. El estudio que presentamos aquí muestra una manera de separar la respuesta de detección (saber que algo está presente) de la de identificación (saber qué es ese algo). La primera serviría como señal de alerta ante la falta de predicción y la segunda sería un reflejo de esas predicciones hechas por el cerebro.

Leer más →