La importancia del procesamiento de la causalidad en la comprensión del discurso oral espontáneo

Jazmín Cevasco (a) y Paul van den Broek (b)
(a) Universidad de Buenos Aires y Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas, Argentina
(b) Dept. of Educational Studies, Leiden University, Holanda

(dp) Free Photos.

(dp) Free Photos.

La comprensión del discurso requiere del establecimiento de conexiones causales entre los enunciados. El Modelo de Red Causal (Trabasso y Sperry, 1985) nos permite examinar el rol de estas conexiones en la construcción de una representación coherente del texto. Cevasco y van den Broek (2008) aplicaron las herramientas de este modelo para explorar la comprensión del discurso oral espontáneo. Sus resultados indican que aquellos enunciados que tienen un alto número de conexiones causales facilitan la comprensión del texto en mayor medida que aquellos que tienen un bajo número. Estos hallazgos sugieren que los oyentes también establecen conexiones causales entre los enunciados de los hablantes para derivar una representación coherente del discurso en memoria y pueden aportar ideas útiles para los educadores.

[Versión en pdf]

La construcción de una representación coherente del discurso requiere del establecimiento de conexiones causales entre sus enunciados (Sparks y Rapp, 2010; Trabasso y Sperry, 1985). Estas conexiones indican que los eventos descritos en uno de los enunciados causan o dan lugar a los eventos descritos en el otro (van den Broek, 2010). El Modelo de Red Causal (Trabasso y Sperry, 1985) ha examinado el rol del establecimiento de estas conexiones en la comprensión del discurso. A fin de determinar si existe una conexión causal entre dos enunciados, este modelo propone tres criterios: prioridad temporal (la causa debe preceder a la consecuencia), operatividad (la causa debe estar operante o activa cuando ocurre la consecuencia), y necesidad (siguiendo a Hume, 1739/1964; Lewis, 1976; y Mackie, 1980; la causa debe ser necesaria para que ocurra la consecuencia. Es decir, debe poder proponerse que, si el evento descrito en el enunciado A no hubiera ocurrido, el evento descrito en el enunciado B tampoco hubiera ocurrido). El modelo identifica cuatro clases de conexiones causales: causalidad física (el enunciado B describe cambios en el estado físico de objetos o personas a consecuencia de los eventos descritos en el enunciado A), causalidad psicológica (el enunciado B describe una reacción interna al evento descrito en el enunciado A), motivación (el enunciado A describe una meta y el enunciado B un intento de alcanzarla) y posibilitación (el enunciado A describe una precondición que es necesaria, pero no suficiente, para que ocurra el evento descrito en el enunciado B). Por ejemplo, si leemos el siguiente par de enunciados (van den Broek, 2010): “la explosion causada por el meteoro fue gigante. Contribuyó a la extinción de las especies” Podemos proponer que el primer enunciado causa físicamente el segundo.

Los estudios acerca del rol de la conectividad causal en la comprensión han tendido a enfocarse en el discurso escrito. Sus resultados sugieren que los enunciados que tienen un alto número de conexiones causales tienden a ser más recordados (Espin, Cevasco, van den Broek, Baker y Gersten, 2007), juzgados como más importantes (Trabasso y Sperry, 1985) y recordados más rápidamente (O’Brien y Myers, 1987) que aquellos que tienen un número bajo de conexiones causales. A pesar de que estos estudios han aportado información importante, no han examinado el rol del establecimiento de estas conexiones en la comprensión del discurso oral espontáneo (p.ej., una conversación o el discurso que producen los profesores cuando presentan temas durante sus clases). Esta brecha es importante, dado que la comprensión del discurso oral es crucial para nuestra participación como miembros de una comunidad (Cevasco y van den Broek, 2016; Sparks y Rapp, 2010), y dado que hay diferencias considerables entre el discurso oral y el discurso escrito, las cuales pueden conducir a diferencias en el impacto que la conectividad causal tiene en su comprensión. Entre ellas, el discurso oral requiere que los oyentes procesen a la velocidad con que los hablantes lo producen y no les permite repasar lo dicho, mientras que el discurso escrito require habilidades de decodificación, pero permite al receptor leerlo a su propio ritmo y re-leer secciones (Ferreira y Anes, 1994).

Con el fin de comenzar a explorar el rol de la conectividad causal en la comprensión del discurso oral espontáneo, Cevasco y van den Broek (2008) aplicaron los procedimientos del Modelo de Red Causal para segmentar un fragmento de un programa de radio en inglés (sobre el tema ‘Racismo en el lenguaje cotidiano’) en causas y consecuencias expresadas en los enunciados de los locutores. Considerando la investigación previa en relación con el discurso escrito, esperaron que aquellos enunciados que tenían un alto número de conexiones causales serían más recordados que aquellos que tenían un número bajo de ellas. Para examinar esto, pidieron a un grupo de estudiantes estadounidenses que escucharan o leyeran la transcripción del programa de radio y a continuación realizaran una tarea de recuerdo libre y respondieran a unas preguntas.

Los resultados indicaron que aquellos enunciados que tenían un número alto de conexiones causales eran más recordados y se les incluía con más frecuencia en sus respuestas a las preguntas que aquéllos que tenían un número bajo de ellas. Esto sucedió tanto cuando el fragmento del programa de radio se presentó por escrito como cuando se presentó de forma oral. Estos resultados sugieren que los oyentes también establecen conexiones causales entre enunciados a fin de derivar una representación coherente del discurso en memoria. Aquellos enunciados que tienen un alto número de conexiones causales realizan una mayor contribución a la construcción de esta representación y están más accesibles cuando el receptor intenta recordar o responder a preguntas acerca de lo que dijo un hablante que aquéllos con un número bajo de conexiones.

La consideración de estos hallazgos puede aportar ideas interesantes para los educadores. Considerando que la conectividad causal juega un rol importante en la comprensión del discurso oral, puede ser útil para los profesores intentar establecer estas conexiones mientras presentan los temas a su clase, con el objetivo de conectar los enunciados que son centrales para la comprensión y que el profesor quiere asegurarse que los estudiantes recuerden. Las investigaciones actualmente en curso acerca de la comprensión del discurso oral y escrito, y sus resultados nos permitirán continuar expandiendo nuestra comprensión acerca de cómo podemos facilitar el aprendizaje en el ámbito educativo.

Referencias

Cevasco, J., y van den Broek, P. (2008). The importance of causal connections in the comprehension of spontaneous spoken discourse. Psicothema, 20, 801-806.

Cevasco, J., y van den Broek, P. (2016). The effect of filled pauses on the processing of the surface form and the establishment of causal connections during the comprehension of spoken expository discourse. Cognitive Processing, 17, 185-194.

Espin, C. A., Cevasco, J., van den Broek, P., Baker, S., y Gersten, R. (2007). History as narrative: The nature and quality of historical understanding for students with learning disabilities. Journal of Learning Disabilities, 40, 174-182.

Ferreira, F., y Anes, M. (1994). Why study spoken language processing? En M. Gernsbacher (Ed.), Handbook of Psycholinguistics. San Diego, CA: Academic Press.

Hume, D. (1739/1964). A Treatise of Human Nature. Aalen, West Germany: Scientia Verlag.

Mackie, J. L. (1980). The Cement of the Universe. Oxford, England: Clarendon Press.

O’Brien, E. J.,y Myers, J. L. (1987). The role of causal connections in the retrieval of text. Memory & Cognition, 15, 419-427.

Sparks J. R., y Rapp, D. N. (2010) Discourse processing: Examining our everyday language experiences. Wiley Interdisciplinary Reviews: Cognitive Science, 1, 371–381.

Trabasso, T., y Sperry, L. L. (1985). Causal relatedness and importance of story events. Journal of Memory and Language, 24, 595-611.

van den Broek, P. (2010). Using texts in science education: Cognitive processes and knowledge representation. Science, 328, 453-456.

Manuscrito recibido el 24 de noviembre de 2016.
Aceptado el 23 de junio de 2017.

Ésta es la versión en castellano de
Cevasco, J., & van den Broek, P. (2017). The importance of causality processing in the comprehension of spontaneous spoken discourse. Ciencia Cognitiva, 11:2, 43-45.

Guardar

Los comentarios están cerrados.

Post Navigation